jardinería

15 maneras prácticas de mejorar el suelo de tu jardín

Una de las cosas más importantes en la jardinería es cuidar el suelo. Es fácil olvidar, a medida que crecemos en nuestros jardines, que el suelo debajo de nuestros pies está lleno de vida.

La red del suelo, un sistema complejo e interconectado, es vital. Cuando el suelo no prospera, las plantas tampoco pueden. Es hora de dejar de tratar el suelo como tierra.

Por qué es tan importante cuidar el suelo de su jardín

La capa superior del suelo en la que cultivamos nuestros alimentos es un recurso valioso. Contiene agua, nutrientes y minerales que permiten que las plantas crezcan.

Esto puede sonar obvio, pero muchas personas no consideran adecuadamente que el suelo es un ecosistema como cualquier otro, y como muchos otros ecosistemas en la tierra, este es un ecosistema que a menudo ahora está bajo amenaza.

Las bacterias, los hongos y otros organismos como las lombrices de tierra trabajan juntos debajo de la superficie, los ayudantes ocultos en nuestros crecientes esfuerzos. Todos estos elementos trabajan juntos para crear la red del suelo: el gremio oculto sin el cual no podríamos cultivar los alimentos que necesitamos para comer y las otras plantas que sostienen la vida en este planeta.

Se necesitan 1,000 años para construir solo tres centímetros de tierra superior, por lo que es tan importante que todos comencemos a cuidar mejor la tierra que tenemos. El suelo es crucial para la vida en nuestro planeta.

Sin embargo, a nivel mundial, se está degradando y dañando mucho más rápido de lo que se puede reemplazar. Más del 40% del suelo agrícola en nuestro planeta ya está clasificado como degradado o gravemente degradado.

En los últimos 150 años, la mitad de la capa superior del suelo del planeta se ha perdido.

Otra cosa a considerar es que los suelos retienen cuatro veces la cantidad de carbono almacenado en la atmósfera, y también más de lo que se encuentra en la vegetación (árboles y otras plantas).

Esto significa que cuidar el suelo en nuestros jardines y sistemas de cultivo es crucial para el secuestro de carbono. Es una estrategia clave en la mitigación y adaptación para nuestra crisis climática.

El suelo puede actuar como un sumidero de carbono efectivo que compensa anualmente una proporción significativa de las emisiones de dióxido de carbono. Pero importa cómo lo gestionamos.

Cómo cuidar el suelo

Cuidar el precioso suelo de nuestros jardines y la jardinería de carbono es bueno para nosotros, para la sociedad en general y para nuestro planeta. Se trata de mucho más que simplemente garantizar que sigamos obteniendo buenos rendimientos en los próximos años.

Cuidar y mejorar el suelo en nuestros jardines se trata de:

  • Asegurarse de que el suelo no esté contaminado o dañado estructuralmente.
  • Asegurar que el agotamiento de nutrientes y la pérdida de agua se minimicen.
  • Mantener una buena estructura del suelo y contenido nutricional.
  • Maximizando la capacidad del suelo para soportar la vida dentro de él.
  • Mejorar y mejorar el suelo para satisfacer de manera óptima las necesidades de nuestras plantas y de nosotros mismos.

Una cosa importante que mencionar es que antes de que podamos cuidar y mejorar el suelo en nuestros jardines, tenemos que saberlo. Es importante comprender los conceptos básicos sobre su suelo. Usted debe saber:

  • Qué tipo de suelo tienes. (Arcilla, limo, arenoso, calcáreo, turba o un suelo arcilloso ideal que es una mezcla de más de uno de estos tipos).
  • Qué tan profunda es la tierra vegetal donde vives.
  • La fertilidad del suelo donde vives.
  • Qué tan libre de drenaje o de retención de agua es.
  • El pH del suelo. (Ya sea de naturaleza ácida, neutra o alcalina).

Diferentes suelos tendrán diferentes fortalezas y debilidades cuando se trata de jardinería. Las características del suelo desempeñarán un papel importante para determinar qué es lo mejor para usted para crecer.

Pero no importa qué tipo de suelo tenga, muchas de las estrategias para mejorarlo siguen siendo las mismas.

No importa cómo sea el suelo donde vive, aquí hay 15 estrategias que puede implementar para mejorar el suelo de su jardín:

1. Jardín orgánico

Primero, no hagas daño.

Esta frase puede usarse más comúnmente en el campo de la bioética. Pero es igualmente aplicable en su jardín.

Antes de comenzar a considerar cómo puede mejorar el suelo de su jardín, debe asegurarse de no dañar el suelo que tiene.

La jardinería orgánica es crucial. Cuando usamos fertilizantes nocivos, pesticidas y herbicidas, estamos sacando el sistema del control. Estas sustancias dañinas filtran la capa superior del suelo y dañan la vida dentro de él, desequilibrando el delicado sistema.

Al gestionar la fertilidad, las plagas y las enfermedades de una manera más holística, sostenible y ecológica, podemos ayudar a asegurarnos de que el suelo pueda funcionar como debería. Estamos trabajando con la naturaleza en lugar de luchar contra ella.

2. Implemente un Enfoque de Jardinería «No Cavar» / «No Hasta»

Un ejemplo de un jardín productivo sin excavación

Cada vez que cavamos o labramos el suelo, dañamos el ecosistema complejo que se encuentra debajo. La jardinería y la agricultura tradicionales implican alterar el suelo con bastante frecuencia.

Pero en un jardín sin excavación, tomamos medidas para reducir la alteración del suelo tanto como sea posible.

En lugar de incorporar materia al suelo nosotros mismos, colocamos material sobre la superficie del suelo y dejamos que los gusanos de tierra y otros tipos de vida del suelo hagan este trabajo por nosotros.

Evitar la alteración del suelo tanto como sea posible puede permitir que este frágil ecosistema prospere. Con el tiempo, se volverá más saludable, más diverso y más resistente.

La investigación ha demostrado que un jardín sin excavación puede aumentar el rendimiento de un sistema de cultivo con el tiempo. Al evitar la alteración del suelo y mediante otros métodos de jardinería sin excavación, también podemos aumentar la capacidad del suelo para almacenar carbono y hacer nuestra parte en la lucha contra el calentamiento global.

3. Evite dejar áreas de suelo desnudo

Un parche de tierra desnuda superada por las malas hierbas

Cuando el suelo se deja desnudo, es más probable que se degrade con el tiempo. Por lo tanto, debe evitarse el suelo desnudo siempre que sea posible cuando intente mejorar el suelo de su jardín.

Algunas de las formas en que podemos evitar dejar áreas de suelo desnudo se enumeran más abajo en este artículo.

El suelo desnudo puede ser:

  • Erosionado por la lluvia y el viento.
  • Filtrado de nutrientes, sobrecalentado o secado por el sol.
  • Empapados de agua o tienen sus nutrientes arrastrados por fuertes lluvias.
  • Se compacta más fácilmente (especialmente cuando hablamos de suelos pesados).

Al asegurarnos de cubrir el suelo, podemos mantenerlo protegido y construirlo y mejorarlo con el tiempo.

4. Mantenga las camas libres de tráfico para reducir la compactación

Remolachas y otras verduras que crecen en una cama elevada
Cultivar alimentos en camas elevadas es una forma de evitar la compactación del suelo.

En sistemas de cultivo más grandes, minimizar la cantidad de maquinaria o equipo pesado que pasa sobre el suelo ayudará a garantizar que permanezca aireado.

En jardines más pequeños, también es importante reducir el tráfico peatonal. Deberíamos tratar de evitar pisar y compactar nuestras áreas de cultivo siempre que sea posible.

El suelo debe contener oxígeno y permanecer aireado para que la vida esencial dentro de él pueda sobrevivir y prosperar. Un suelo sano y sin perturbaciones será aireado por el paso de las lombrices de tierra y otras criaturas, y por las raíces de las plantas.

Nuevamente, asegurarnos de no empeorar las cosas es un paso importante para mejorar el suelo en nuestros jardines.

5. Cultivar fijadores de nitrógeno

Altramuces rosas y morados
Los altramuces son una planta eficaz de fijación de nitrógeno.

Una de las primeras etapas para restaurar el suelo degradado o mejorar el suelo que carece particularmente de nutrientes esenciales para las plantas es la introducción de especies pioneras que fijan nitrógeno.

Aquí está nuestro artículo que comparte 40 de los mejores árboles, arbustos y plantas que fijan nitrógeno para crecer en su jardín.

Las plantas fijadoras de nitrógeno cooperan con bacterias beneficiosas fijadoras de nitrógeno en sus rizomas de raíz para recoger nitrógeno atmosférico y ponerlo a disposición en el suelo.

De los tres nutrientes esenciales para las plantas: nitrógeno, fósforo y potasio, el nitrógeno es el más importante a considerar para la mayoría de los jardineros caseros.

El nitrógeno es uno de los nutrientes que se agota más fácilmente en el suelo del jardín. Muchas de nuestras prácticas de jardinería orgánica más importantes giran en torno a encontrar formas de reponerlo.

Si bien esto no es lo único a considerar, agregar plantas fijadoras de nitrógeno es una de las formas más importantes para mejorar su suelo y garantizar la longevidad del sistema.

Los jardineros deberían considerar agregar:

  • Árboles fijadores de nitrógeno (como aliso, laburnum o acacia, por ejemplo).
  • Arbustos que fijan nitrógeno (como Elaeagnus, Ceanothus o Broom, por ejemplo).
  • Fijadores herbáceos de nitrógeno (especialmente legumbres, como guisantes, frijoles, etc.)

Algunos fijadores de nitrógeno pueden desempeñar su papel en la mejora del suelo como plantas acompañantes o miembros de gremios de plantas. Otros pueden usarse en la rotación de cultivos (ver más abajo).

O, como descubrirá más adelante en este artículo, se encuentran entre esas plantas que pueden cortarse y soltarse y usarse como abonos verdes o cultivos de cobertura.

6. Rotar cultivos anuales

Crear un esquema efectivo de rotación de cultivos para cultivos anuales es una forma de mantener el suelo sano y productivo a lo largo del tiempo.

Si cultivamos los mismos cultivos en las mismas camas año tras año, corremos el riesgo de agotar ese suelo de nutrientes esenciales para las plantas. Al rotar ciertas familias de plantas, podemos asegurar que la fertilidad se mantenga y mejore con el tiempo.

Como se mencionó anteriormente, las legumbres son un tipo importante de planta de fijación de nitrógeno. Esta familia de plantas restaurará el nitrógeno en un área de cultivo cuando crezca dentro de un esquema de rotación de cultivos adecuado.

La rotación de cultivos también puede ayudar a prevenir la acumulación de enfermedades o patógenos de las plantas en el suelo con el tiempo.

7. Use abonos verdes y cultivos de cobertura

Sembrando semillas de mostaza como cultivo de cobertura

Otra parte importante para mantener la salud y la fertilidad del suelo en las áreas de crecimiento anual a lo largo del tiempo es usar abonos verdes y cultivos de cobertura.

El suelo en sus áreas de cultivo se puede mejorar cultivando una variedad de estos. No solo mantendrán el suelo cubierto y protegido, sino que también, cuando se cortan y se caen, agregan fertilidad y mejoran la estructura del suelo de su jardín.

Como se mencionó anteriormente, las plantas fijadoras de nitrógeno son un tipo común de abono verde. Para abonos verdes más efectivos, eche un vistazo a nuestro artículo aquí.

8. Agregue muchas plantas perennes

Consuelda en flor que crece en la luz del sol
La consuelda es una planta perenne de rápido crecimiento. Las raíces pueden penetrar el suelo hasta 6 pies ayudando a airearlo y las hojas pueden cortarse y soltarse regularmente para reponer los nutrientes del suelo.

Si bien el cultivo propio a menudo implicará el cultivo de muchas plantas anuales, cuando intente mejorar el suelo de su jardín, también debe considerar agregar muchas plantas perennes. Las plantas perennes son excelentes para la salud del suelo.

Permanecen en su lugar durante todas las estaciones y volverán año tras año. Ayudan a estabilizar el suelo con sus raíces y a mantenerlo sano y aireado. Agregar más plantas perennes también ayuda a aumentar la cantidad de secuestro de carbono que ocurre en su jardín.

Por supuesto, las plantas perennes también ayudan al continuar alimentando el sistema con el tiempo. Las plantas perennes construyen tierra en su jardín. Pueden construir tierra orgánicamente donde se plantan. Y también pueden proporcionar fuentes de material vegetativo para alimentar otras partes de su jardín con el tiempo, a través del uso como mantillo (más sobre esto a continuación).

Hay un número interminable de plantas perennes que puedes cultivar en tu jardín, incluyendo vegetales y frutas perennes, flores perennes y hierbas perennes. Eche un vistazo a nuestros artículos a continuación para obtener una lista completa:

Más de 30 frutas y verduras perennes para cosechar por décadas

Más de 150 flores perennes que florecen año tras año

35 hierbas perennes para crecer y cosechar durante años

9. Agregue materia orgánica verde como mantillo

Consuelda picada lista para ser utilizada como mantillo verde
Una pila de consuelda picada rica en potasio, lista para ser utilizada como mantillo alrededor de plantas fructíferas.

Agregar mantillos es, quizás, la forma más importante de mejorar el suelo y mantener la fertilidad a lo largo del tiempo en un jardín orgánico sin excavación.

Los abonos verdes picados y caídos son, por supuesto, una forma de mantillo verde.

Muchas plantas perennes (especialmente los fijadores de nitrógeno y otros acumuladores dinámicos) también proporcionan material para usar como mantillos verdes para su jardín.

Y también hay ciertas plantas anuales que pueden ser beneficiosas cuando se agregan como mantillo para devolver sus nutrientes al suelo.

Las diferentes plantas se reúnen y almacenan diferentes cantidades de los nutrientes necesarios para el crecimiento de las plantas. Algunos son particularmente buenos para recolectar nutrientes particulares. Otros tienen raíces profundas y recolectan nutrientes de los tramos más bajos del suelo.

Cuando se permite que estas plantas se descompongan en el suelo, esos nutrientes son devueltos (a niveles variables) al suelo, donde luego pueden ser absorbidos por otras plantas cercanas.

Algunos mantillos verdes muy útiles para considerar incluyen:

  • Un mantillo de recortes de hierba. (Rico en nitrógeno)
  • Pajotes de plantas fijadoras de nitrógeno. (Nuevamente, es bueno para los niveles de nitrógeno en el suelo).
  • Un mantillo de consuelda. (La consuelda tiene raíces profundas y acumula dinámicamente varios nutrientes. Con mucho potasio, un mantillo de consuelda es ideal para usar en plantas con flores y fructíferas).
  • Malas hierbas picadas y caídas (muchas de las cuales son acumuladores dinámicos útiles).

10. Agregue materia orgánica marrón como mantillo

Moldes de gusanos

Además de agregar mantillos verdes, también puede agregar otra materia orgánica como mantillo. La materia orgánica marrón también puede desempeñar un papel importante en la mejora del suelo de su jardín. La materia orgánica marrón podría ser:

Todos estos se encuentran entre los mejores mejoradores del suelo, y usarlos regularmente puede ayudar a asegurar que su jardín siga creciendo.

También podría incluir mantillos ricos en carbono como:

Estos pueden mejorar la estructura del suelo y ayudar a atrapar el carbono de la atmósfera en el suelo.

11. Incorporar materia orgánica negra

Una pala de jardín con biochar

Un último tipo de materia orgánica que podría considerar incorporar a su jardín es la materia orgánica negra: el biochar.

Incorporar biochar puede ser muy beneficioso, especialmente en suelos con poca retención de agua y nutrientes.

Agregar biochar al suelo secuestra más carbono que el compostaje, por lo que podría ser una herramienta importante en la lucha contra el calentamiento global. También aumenta la fertilidad del suelo, mejora su estructura y mejora drásticamente su retención de agua.

Puede hacer biochar usted mismo, pero no es fácil. Afortunadamente, ahora se ofrece a la venta en más y más lugares, incluso desde esta página en Amazon.

12. Use fertilizantes líquidos orgánicos

Fertilizante liquido de ortiga

El acolchado y otros métodos mencionados anteriormente mejoran los suelos lentamente, con el tiempo. Pero para mejorar la fertilidad del suelo de una manera más inmediata y beneficiar a las plantas individuales, también puede considerar el uso de fertilizantes líquidos.

Estos pueden reponer rápidamente ciertos nutrientes faltantes en el suelo y corregir los déficits nutricionales en sus plantas.

Para obtener más información sobre los fertilizantes líquidos y sobre cómo prepararlos usted mismo en casa, consulte este artículo sobre el tema.

13. Modifique el suelo con nutrientes particulares según sea necesario

Extendiendo cenizas de madera en el suelo

Asegurarse de que el suelo en su área de cultivo tenga todos los micronutrientes necesarios para el crecimiento óptimo de la planta puede ser un acto de equilibrio delicado. A menudo, las plantas mismas pueden darle pistas sobre qué nutrientes pueden faltar.

Además de usar alimentos líquidos para plantas y los acolchados mencionados anteriormente para proporcionar lo que se necesita, también hay una serie de otras enmiendas del suelo que podría considerar. Por ejemplo, podrías:

  • Espolvorea cenizas de madera para aumentar los niveles de potasio.
  • Agregue cáscaras de huevo para corregir una deficiencia de calcio.
  • Añadir sales de Epsom para magnesio.

También vale la pena mencionar las algas, ya que, cuando se usa como mantillo o alimento líquido, proporciona una gama de nutrientes clave y traza para el suelo y las plantas.

14. Evitar que la escorrentía del agua de lluvia o el agua de inundación causen degradación

Es importante recordar, al tratar de mejorar el suelo de su jardín, que no puede pensar en la salud del suelo sin considerar el agua. Administrar el agua en su jardín de manera efectiva es crucial para mantener y mejorar la salud del suelo.

Una cosa importante a tener en cuenta, especialmente en áreas de alta precipitación, es el daño que se puede hacer al suelo por la escorrentía del agua de lluvia o las inundaciones.

Puede ayudar a mantener el suelo seguro evitando el suelo desnudo y plantando para estabilizar la estructura del suelo. Pero también debe considerar otras medidas que podría tomar para mejorar el suelo en ciertas partes de su jardín.

Paisajismo y movimiento de tierras como swales, los canales de riego, los jardines de lluvia, las cuencas y los estanques pueden ayudar a administrar el flujo de agua en su jardín y proteger el suelo en ciertas áreas de recibir demasiado (o muy poco).

15. Terrazas con sitios de pendiente pronunciada para reducir la erosión y la pérdida de nutrientes

El suelo en sitios con pendientes pronunciadas a menudo puede erosionarse seriamente o perder fertilidad. Nuevamente, evitar el suelo desnudo y plantar adecuadamente será crucial para administrar el flujo de agua y nutrientes en las laderas. Pero en muchas circunstancias, es posible que pueda hacer más.

Otros movimientos de tierra y proyectos de paisajismo, como terrazas, y la realización de surcos en el contorno de una ladera pueden permitirle viajar hacia un ecosistema de suelo mejor y más productivo en dichos sitios.

En cualquier jardín, es importante trabajar con lo que tiene. Pero al seguir pasos simples como los descritos anteriormente, puede mejorar el suelo de su jardín.

No importa de dónde empiece, puede hacer que el ecosistema del suelo sea saludable y productivo, construirlo con el tiempo y garantizar el potencial a largo plazo en su propiedad.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar